Finca Valdepoleo 2011 es la primera añada de la finca de la cual proviene su nombre, elaborado con las mejores uvas de cada una de las 7 parcelas que forman el viñedo más importante de la bodega. Es un vino fresco, sensual, elegante, que destaca por su gran madurez y es capaz de extraer toda la esencia que se encuentra en los suelos arcillosos de los que proviene.

Finca Valdepoleo Pujanza 2011

Estamos ante un vino de producción limitada, resultado de un trabajo muy minucioso en la selección de las mejores uvas de cada una de las parcelas, donde la recogida es manual. Posteriormente la fermentación se lleva a cabo en depósitos de acero inoxidable diferenciados por tipo de suelo, y la fermentación maloláctica también se realiza en los mismos depósitos, realizando un posterior “coupage “, con un paso de 14 meses en barricas de roble francés.

Al abrir el vino, destaca un rojo cereza picota intenso, con un ribete violáceo que desprende frescura, destacando su brillantez. En nariz se expresa tal cual es pero no del todo, de forma limpia y directa, mucha fruta negra madura, especias, ahumados, algunas notas lácteas y con una intensidad media alta. Con el paso del tiempo, destaca su mineralidad, con toques tostados y de madera.

Finca Valdepoleo Pujanza 2011

En boca es una delicia, sabroso, fresco, agradable, directo, potente, con un paso en boca ligero pero con cuerpo, muy elegante y un postgusto muy largo, demostrando la clase que tiene este gran vino. Destaca la fruta negra con toques de madera, apareciendo al final esas notas minerales y tostados.

A la hora de su apertura, el vino emana toda esa fruta con fluidez, por lo que podemos decir que necesita algo de tiempo para demostrar todo el potencial que lleva dentro.

Finca Valdepoleo Pujanza 2011

En esta ocasión maridamos el vino con carne roja y un lomo ibérico y fue perfecto. Podría maridar perfectamente con cualquier carne roja, caza, quesos curados o azules y cualquier tipo de ibéricos.

En conclusión, estamos antes un gran vino, muy sabroso en boca, fresco, directo, elegante, muy trabajado y el resultado es magnífico. Es la máxima expresión del terruño de la Finca. Se debe tomar a una temperatura de 18º a 19º no muy frío y recomendamos abrirlo con algo de tiempo. Gran Rioja.

Finca Valdepoleo crianza 2011