Adhuc Tempus, evolucionando en copa

Adhuc Tempus es, literalmente, un viaje de sensaciones y emociones.  De gran intensidad aromática, se muestra tímido de inicio para dar rienda suelta a todo un abanico de sabores que permite emprender una aventura en el tiempo,  evocando la Ribera pero con un toque de frescura que le otorga larga vida por delante. Aún hay tiempo!

Procedente de Fuentelisendo, un pequeño municipio de la provincia de Burgos, situado a 800 metros de altitud, el vino procede de uvas de viñedos con más de 30 años de antiguedad. 100% tempranillo, tiene una crianza en barricas de 12 meses (70% roble francés y 30% americano).

“Adhuc Tempus es, literalmente, un viaje de sensaciones y emociones”

Intenso en nariz, recién abierto se muestra complejo y cerrado, siendo la barrica la principal protagonista pero cuando evoluciona y se muestra, la fruta negra hace su acto de presencia, con un toque de especias, pimienta,  presencia de cuero, algo de tabaco y tostados de la barrica.

Adhuc Tempus crianza Ribera del Duero

Y en boca sucede exactamente lo mismo. El primer trago, si bien tiene una entrada fresca y ágil, el final se hace largo y astringente. Pero ojo, a medida que va abriendo, el vino se muestra más estructurado, elegante, incluso cálido en su paso por boca, y un final amargo, con un toque de picor muy agradable.

Adhuc Tempus hace honor a su nombre,  Aun hay Tiempo! Por que realmente, cuando abres la botella, tienes tiempo para descubrir y disfrutar de la evolución de este gran vino de Ribera del Duero.

Un comentario sobre “Adhuc Tempus, evolucionando en copa”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *