Que bonito queda el sombrero en la portada, Pero, ¿tiene algún sentido? Pues sí, Benjamín Romeo es un gran aficionado al vino y el tinto es su homenaje al personaje del “Predicador” que Clint Eastwood interpreta en “El jinete pálido”. Y menudo homenaje: una explosión de fruta madura, intensidad, frescura, que demuestra personalidad pero a la vez es fino y elegante, muy bien elaborado. Gran vino de Rioja.

Predicador 2013 Bodegas Contador Rioja

Bodegas Contador remonta sus orígenes a 1995, cuando Benjamín Romeo adquiere una cueva centenaria situada bajo el castillo de San Vicente de la Sonsierra y es en 1999 cuando sale a la luz su primer vino con el nombre la bodega. Pero ésto es sólo el inicio, porque desde el garaje de la casa de sus padres realiza las añadas de 2004 y 2005 que son puntuadas ni más ni menos que con 100 puntos por el prestigioso Robert Parker (sí, lo habéis oído bien, en un garaje!!!). En la actualidad todo se desarrolla en la Bodega, que fue inaugurada en 2008 junto a San Vicente de la Sonsierra.

Predicador proviene de cepas con una antigüedad que oscila entre 20 a 35 años, ubicadas en varias parcelas y es el resultado de un coupage de Tempranillo, Garnacha Tinta, Graciano y Mazuleo. La vendimia es manual, realizando una primera selección de racimos que se completa con una segunda selección tras el despalillado, antes de la fermentación en depósitos de acero inoxidable (con una maceración en frío de 2 días).  La fermentación maloláctica se realiza en barricas nuevas de roble francés, mezclándose posteriormente los diferentes mostos antes de su crianza en barricas de roble francés durante 16 meses. Todo el proceso, desde el abono de la tierra, la poda y el tratamiento de la uva, se realiza de la forma más ecológica posible, tratando de intervenir lo mínimo y necesario y la gravedad juega un papel importante en la elaboración del vino, desde el inicio hasta su fase final (vaciado de depósitos y llenado de barricas).

Predicador 2013 Bodegas Contador Rioja

A la vista el vino presenta un color rojo picota con ribetes violáceos, de capa alta, con una lagrima fina, mostrándose muy presente, limpio y brillante. Cuando nos los llevamos a la nariz, nos invade la fruta negra madura (grosella negra, mora) y fruta roja a menor intensidad (frambuesa, fresa), con notas especiadas y un punto licoroso, con ese toque de madera fina que le aporta la barrica, de intensidad media alta.

Predicador 2013 Bodegas Contador Rioja

En boca es la continuación de lo que hemos apreciado en nariz, una explosión de fruta madura, tostados, potencia, con una entrada directa y de paso ligero pero con cuerpo, con nervio, y un final largo, con notas de licor y balsámicos. Una gran integración de todos los elementos que le otorga una estructura perfecta. Es un vino que, a pesar de tener cuerpo, es fresco, goloso, fácil de beber, que podríamos perfectamente tomar solo pero que maridado se va disfrutar mucho más, con buena acidez y gran persistencia. En esta ocasión maridamos el vino con un asado de cordero y fue bastante bueno, pero no perfecto. Carnes rojas, estofados, platos de cuchara, quesos semicurados o de intensidad media sería el perfecto acompañante de este tinto.

Predicador 2013 Bodegas Contador Rioja

En conclusión, estamos ante un grandísimo vino, que nos invade su carácter afrutado y fresco, pero con intensidad, de forma elegante, muy exquisito y con un grado de madurez perfecto. Nos hemos quedado con las ganas de probar otros vinos de la bodega, pero tiempo a tiempo!!! Pedazo de homenaje Señor Eastwood!!!

 Predicador 2013 Bodegas Contador