Procedente de la pedanía de las Dehesas en León,  Tilenus es un vino que nos ha dejado con la boca abierta: Intenso, frutal, fresco, maduro…. todo perfectamente integrado y estructurado, donde nada destaca por encima de lo otro y muy goloso. Menuda mencía del Bierzo. Un  vinazo con letras mayúsculas!

Tilenus Pagos de Posada Bierzo Bodegas Estefanía

 Todo comenzó en 1999, cuando la familia Frías decidió comprar una antigua lechería situada en Ponferrada (sí, habéis leído bien, una lechería!) y convertirla en bodega, tratando de dar la mayor naturalidad y pureza posible a la elaboración de los vinos.  Raúl Pérez Pereira es el enólogo encargado de la elaboración de este gran vino  junto a Carlos García, responsable de la bodega.

Tilenus es el resultado de una cuidadosa selección de Mencía procedente de Viñedos con antigüedades de 80 a 90 años, situados en laderas de las localidades de Valtuille de Arriba y Pieros, a 650 metros de altitud. Tras una recogida manual de la uva, se procede a la fermentación con un pequeño porcentaje de raspón (entorno al 15%), aportando frescura y complejidad, y se realiza en “fudre” de roble francés, tratando de aumentar el carácter afrutado del vino. Posteriormente se procede a la extracción suave mediante “bazuqueo” (el burbujeo de un gas a través de un líquido, absorbiendo el contaminante y expulsando a la superficie purga) tras la cual permanece en barricas de robles francés entre 12 y 18 meses.  La de nuevos términos que hemos aprendido!!!

Tilenus Pagos de Posada Bierzo Bodegas Estefanía

A la vista el vino es muy atractivo, con un color rojo picota muy intenso, muy limpio,  de capa alta,  con ribetes de color granate muy vivos, con toques violáceos. En nariz se muestra amplio y elegante, con una amplitud de aromas ahumados, espaciados y frutas del bosque que nos envuelven, y una chispa de frescura que nos atrapa, con notas balsámicas, madera fina que le otorgan cierta complejidad, pero que combinan a la perfección.

Tilenus Pagos de Posada Bierzo Bodegas Estefanía

Y en boca es una delicia, con buen ataque, el vino se muestra amplio, goloso, fresco, con gran carga frutal y un paso en boca ligero pero con volumen, con unos taninos firmes, muy finos y perfectamente integrados, y un final largo y persistente. Es un vino muy vivo, con una estructura e integración perfecta. En esta ocasión maridamos el vino con conejo al ajillo acompañado de patatas y el resultado fue óptimo.  Realmente es un vino que combinaría perfectamente con asados, estofados, carnes rojas, platos de cuchara y quesos semicurados, pero incluso se puede tomar perfectamente sólo.

Tilenus Pagos de Posada Bierzo Bodegas Estefanía

En conclusión, estamos ante un excelente vino que combina e integra todos y cada uno de sus elementos de forma armoniosa ofreciendo una amplia gama de sensaciones.  Un gran Mencía para un pedazo de vino.

 Tilenus Pagos de Posada 2008