Tras nuestras visita a tierras alemanas, nos hemos venido con una gran sorpresa, pero de Austria: Sandgrube13 Edition Chremisa, monovarietal Blauer Zweigelt, afrutado, especiado, corpulento pero con mucha clase, gran estructura y un final con notas de chocolate negro que hará las delicias del paladar más exigente. Gran tino de Austria!

Sangrube 13 Blauer Zweigelt Austria

La zona de Niederösterreich (Baja Austria) es la zona vinícola más grande de Austria, con aproximadamente 27.000 hectáreas y distribuida en 8 regiones. Y aquí es donde localizamos a Winzer Krems , la bodega responsable de este magnífico vino, que se encuentra ubicada a la entrada del valle de Wachau, a orillas del Danubio, declarada Patrimonio de la Humanidad y una de las más famosas de Austria. La bodega remonta sus orígenes a 1961 y cuenta con una parcela de 990 ha, donde la mayoría de los viñedos se encuentran ubicados en laderas con forma de balcones, terrazas. Sus variedades de uva más utilizadas son típicamente austriacas: Grüner Veltliner y Blauer Zweigelt (acaparan más del 75% de la producción de la bodega).

El vino debe su nombre a la primera mención de la ciudad de Krems en 995 como “Urbs Chremisa” y es el resultado de un gran proceso de elaboración, muy cuidado en todas sus fases.  La recogida de la uva es manual y se realiza en diferentes fases de viñedos seleccionados. Posteriormente se procede a la fermentación en depósitos de acero con un crianza de 2 años en barricas de roble antes de su embotellado.

Sangrube 13 Blauer Zweigelt Austria

Al decantarlo nos encontramos con un vino de color rojo picota oscuro, con tonalidades de pizarra, brillante, que transmite entereza, potencia. En nariz, es algo complejo al principio, pero muy presenta la fruta roja madura, cereza silvestre, enebro, buena presencia de la madera y con tiempo aparecen toques de especias, torrefactos y notas de cacao, chocolate.

En boca es un vino con cuerpo, muy amplio en boca, donde ataca la fruta y la barrica, pero muy conjuntados, buena estructura y con unos taninos muy bien integrados.  Su paso en boca es ligero pero se muestra muy presente, con un final largo, donde aparecen notas de café, chocolate negro, con un toque de picor que no desentona. En esta ocasión maridamos el vino con “Rind Sauerbraten” (Asado de carne) acompañado de Knödel (en esta ocasión de pan con especias) y Chucrut. Fue perfecto y podríamos combinarlo con cualquier tipo de asados, carnes de caza y roja y quesos curados o con un sabor fuerte (gouda, parmesano, cabrales).

En conclusión, estamos ante un vino complejo, que necesita algo de tiempo para mostrarse, con cuerpo, donde destacan la perfecta combinación de fruta madura y madera, con toques de especias y que demuestra personalidad y fuerza.  Sandgrube13 Edition Chremisa es el resultado de un gran trabajo y máxima expresividad de la Blauer Zweigelt (muy bien cuidada y trabajada por la bodega), que es la base de este tinto austriaco

 Sandgrube 13 Edición Chremisa 2012